Miguelangel Higuera

Sigue estos consejos y presenta un buen casting para tv

Prepararte es esencial y no hay segunda oportunidad para una primera impresión en un casting, en especial si es para televisión. Por eso, te comparto algunos consejos para que esa “primera vez” sea una buena experiencia.

1- Cuando hacen el llamado, debes estudiar qué buscan, cuál es el tipo de programa, cómo es la dinámica, cuáles son las secciones, quiénes son los animadores, redes sociales, etc. Llegar desubicado sin saber qué debes hacer, es un terrible error.

Platicar_Espejo_Radiohouse

2- Días antes, práctica frente al espejo diferentes improvisaciones de cómo darías bienvenida, RRSS , despedida, entre otros. Si te equivocas, continúa y repite hasta que salga bien. Evita hacerlo al caletre y utilizar muletillas, busca sinónimos y organiza las ideas.

3- Cuida la imagen. Dependiendo del programa será el vestuario, maquillaje y peinado. Sin embargo, debes evitar vestirte de blanco, verde o azul ya que si te toca hacer la prueba en chroma key, puede que el fondo sea del mismo color del atuendo y al editar, será un desastre. 

Por otro lado, en pantalla se ven bonitos los colores vivos como el rojo y rosado. No utilices piezas estampadas porque puedes correr el riesgo de que haga efecto moiré.

como-saber-si-le-gustas-o-no-a-otra-persona-cuando-cruzais-la-mirada

4- El día que asistas al canal, evaluarán tu comportamiento frente y fuera de cámara. Aunque esto es una regla que aplica para la vida, te recuerdo que debes ser puntual, amable y educado. Saluda y trata a todos por igual.

 Llegó el momento: estudiaste, practicaste, cuidaste los detalles y tienes la oportunidad de demostrar tu talento. Sé auténtico/a. Déjate llevar y da lo mejor de ti.

 

Eres un producto. ¿Lo sabías?

Sí, así como lees. No una barbie ni un ken pero lo eres. Todos somos una marca personal desde que nuestros padres nos dan un nombre y apellido, aún cuando dos personas se llaman igual, su forma de ser y relacionarse los vende diferente.

Tom Peters, autor de “The Brand Called You”, fue quien dio origen al concepto de personal branding hace 21 años. Sin embargo, no ha perdido vigencia desde entonces. Él consideraba que: “Las grandes compañías entienden la importancia de las marcas. Hoy, en la Era de las Personas, tú debes ser tu propia marca”.

Según Jeff Bezos, director de Amazon, es: “Lo que se dice de ti cuando no estás en la sala”. Indiferentemente la trabajes o no, existirá. Por lo que prestarle atención al buen manejo es una opción inteligente. 
 
Si deseas desarrollar tu firma personal, es necesario que organices lo que quieres.
 
¿Cómo quiero ser percibido? ¿qué me identifica? ¿cuáles son mis fortalezas, debilidades y oportunidades? entre muchas otras. Debes lograr una extensión de tu personalidad estratégica.
Este trabajo previo es necesario. Solo tú te conoces por completo y puedes hacerlo aunque contrates asesores. Ellos te podrán guíar, pero el corazón del proceso eres tú.
La imagen gráfica debes desarrollarla de acuerdo a tus necesidades. ¿requieren un logotipo, isotipo, imagotipo o isologo?

LOGOTIPO

Representación gráfica que está compuesta por letras o tipografía. Todos los logotipos se pueden leer.
 
Ejemplos: Nokia, CNN, Google, Coca Cola.

ISOTIPO

Parte simbólica o icónica de las marcas. Hablamos de isotipo cuando reconocemos la firma sin necesidad de acompañarla de ningún texto. No hay tipografía y no se puede leer.
 
Ejemplo: imagen de Apple o Nike.

IMAGOTIPO

Cuando existe un elemento pictográfico junto al texto. Es decir, uno lo podemos leer y el otro no.
 
Ejemplo: NBC, Adidas, Spotify.

ISOLOGO

En este caso, el texto y el icono se encuentran fundidos en un solo elemento. Son partes indivisibles de un todo y solo funcionan juntos.
 
Ejemplos: Starbucks Coffee, Burger King, BMW, Ford.
¿Cuáles serán tus colores corporativos? ¿La tipografía? No puedes lanzar flechas al azar. Todo debe estar estudiado. En la próxima publicación te enseñaré a hacerlo.